PRIMERA MUESTRA DE UN ALUMNO POP

PRIMERA MUESTRA DE UN ALUMNO POP

Luces brillantes, compañía exclusiva, vestuario estiloso y… ¿dinosaurios? Para Samuel Gärtner, un sueño se hizo realidad en julio.

El estudiante de POP de 23 años ha tenido la oportunidad exhibir su primera colección de moda en el Museo Senckenberg de Frankfurt, en medio de criaturas extintas. El joven diseñador ha organizado todo él mismo, desde la gestión del evento hasta la elaboración a mano de las piezas individuales, lo que se antoja un trabajo complejo. Es difícil creer que el proyecto nació del aburrimiento durante el confinamiento. Descubre en este artículo cómo una sesión de costura espontánea se convirtió en un exitoso evento con T-Shirt y T-Rex.

La batalla de las fuerzas creativas

Basta con echar un vistazo al joven diseñador y enseguida queda claro: Samuel tiene estilo. Incluso cuando era niño, le gustaba vestirse con elegancia, de lo que culpa a su madre, amante de la moda. Aprendió el oficio de costura en la escuela; desde entonces, la moda ha sido su compañera constante, pero no su única pasión. El joven, procedente de Frankfurt, ama todo lo que tenga que ver con las redes sociales, la fotografía, el marketing y la gestión de eventos. Sin embargo, cuando llegó el momento de seguir adelante después de la escuela, Samuel se enfrentó a un problema: tenía demasiados intereses. “Nunca pude comprometerme y estaba constantemente en una batalla interior, ¿qué debo hacer?” recuerda. “Tenía miedo de que, si me centraba en una sola pasión, perdería otras inquietudes para siempre”.

Samuel ya ha probado muchas otras cosas. Por ejemplo, comenzó a publicar fotos de moda y viajes en Instagram, lo que involuntariamente le hizo ganar más de 67 mil seguidores. ¿Eres un influencer de moda involuntario? Puede pasar.

 

Después de mucha deliberación, decidió estudiar música y gestión de eventos en Deutsche POP en Frankfurt. Los eventos se pueden organizar en cualquier campo, por lo que todos sus intereses se pueden combinar a través de este diploma. En esa batalla interna de fuerzas creativas, el joven diseñador ha encontrado un compromiso con el que está contento. Las asignaturas dinámicas y las unidades prácticas son especialmente importantes para él: “Necesito mucha práctica para aprender. No soy un fanático del estudio teórico”.

"Estaba sentado allí pensando: ¿qué hago ahora?"

Como persona creativa, Samuel es un cable de alta tensión; el estudiante de POP se describe a sí mismo como un creador. Un confinamiento puede bloquear el flujo creativo, pero únicamente si lo permites, encuentra Samuel: “El aburrimiento tiene siempre algo bueno para mí, porque es entonces puedes empezar a hacer algo contra él”. El diseñador entusiasta desempolvó rápidamente su vieja máquina de coser, compró algunas telas y comenzó a confeccionar. Ni siquiera tenía una colección en mente, simplemente estaba feliz de estar ocupado. De repente contaba con 32 looks, demasiado bueno para no hacer nada con ellos. Ahí surgió la idea de trabajar para la Semana de la Moda de Frankfurt.

"No me gusta delegar el trabajo"

El momento había llegado a principios de julio: Samuel presentó sus 32 looks en 32 modelos frente a la Alte Oper y en el Museo Senckenberg como parte de la Semana de la Moda de Frankfurt. Por supuesto, montar el evento por si sólo implica coordinar una montaña de tareas, pero Samuel confiesa: “No me gusta delegar el trabajo, siempre tengo la sensación de que no saldrá tan bien si no lo hago yo mismo”.

El manager de eventos pragmático combina el talento multitarea con un toque de fanático del control; así que tenía todo bien bajo control: “En general fue muy estresante, pero fue muy divertido, me encanta organizar”. Sin embargo, la tensión se notaba, al fin y al cabo, todo va y viene con Samuel como único organizador: “Noches antes, soñé que el evento saldría mal. Ahora finalmente he vuelto a descansar “.

Está satisfecho con el resultado:

 

"No podría haber ido mejor, el evento fue un éxito rotundo",

nos dice más tarde. Entre los invitados se contaban muchas celebridades con alcance social (por ejemplo, influencers de Tiktok e Instagram), por lo que Samuel pudo ampliar su red de contactos profesionales. Punto extra: pudo implementar el evento directamente como proyecto fin de Diploma para Deutsche POP.

Los zapateros usan los peores zapatos

Para Samuel, la moda es más un arte que un oficio. A través de sus creaciones, quiere dar a los demás la oportunidad de expresar su personalidad. Cuando diseña, tiende a pensar en otras personas en lugar de en sí mismo: “Es bastante divertido, nunca me veo a mí mismo en las cosas que diseño. Quizás soy un poco como Karl Lagerfeld, él nunca usó sus propias cosas “. Samuel también se inspira en las tiendas de telas: “Voy a la tienda, toco la tela, luego las ideas surgen solas”. A menudo, Samuel simplemente trabaja sin patrones, ya que estos suelen ser más un obstáculo que una ayuda, dice. A pesar de su talento, es modesto:

"No soy un maestro sastre. Si un verdadero sastre viera mi trabajo, probablemente me cortaría las manos",

se ríe. Maestro sastre o no, su consejo para los principiantes es simplemente hacerlo, ser creativo, no tener miedo. El mayor problema, dice, es el miedo a que las cosas puedan salir mal. Los miedos deben motivarte: “La vida está hecha de riesgos, debes aprovecharlos para salir adelante”. Lo que le depare el futuro a Samuel, él mismo aún no lo sabe. En cualquier caso, ¡se está lanzando de lleno a la vida! Felicitamos al estudiante de Frankfurt POP por su éxito.

Post by unitedpop

Comments are closed.